La COP-27 y la Unión Europea como actor global

Por Mario Villamor Nodal, técnico de Europe Direct Ciudad Real

Este mes de noviembre se ha celebrado la Cumbre del Clima, una cita anual que reúne a los/as principales líderes mundiales bajo el objetivo de combatir las causas, efectos y consecuencias del cambio climático, y tratar de alcanzar acuerdos y pactos globales a nivel mundial que sean vinculantes para los Estados signatarios.

Las COP (Confererence of the Parties) nacen de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en la Conferencia de Rio de 1992. La primera tuvo lugar en Berlín en 1995, siendo la más famosa la de 1997, donde se aprobó el Protocolo de Kioto, y la COP2015, donde se adoptó el Acuerdo de París.

La ONU advierte que estos últimos ocho años han sido los más calurosos desde que constan los registros, alerta de cómo ha subido el nivel del mar de manera incesante durante los últimos años, y del calentamiento que sufren océanos y glaciares, que van a devenir en serios problemas. Sequías, inundaciones, hambrunas… que padecen primero los países del continente africano, siendo estos quienes menos contaminan. De hecho, el agua dulce per cápita al año disponible en el país que acogió la Cumbre, Egipto, no llega a 500 metros cúbicos.

Estos son algunos de los retos que se trataron en la Cumbre del Clima. Más de 110 líderes de 196 países se congregaron en la Cita anual.

En la anterior cumbre del Clima se habló claro: no sobrepasar 2ºC más de temperatura respecto a la era preindustrial era poco ambicioso. Se rebajó limitar el calentamiento global hasta 1.5ºC y ahora nos encontramos en 1,1ºC de más. Según la ONU, llegaremos a +2,6ºC. Un auténtico problema. La invasión rusa de Ucrania tampoco ha ayudado, al crear una carrera entre países para garantizarse el suministro de combustibles fósiles.

Por lo pronto, se ha mejorado en diferentes aspectos gracias a las Cumbres del Clima, como la producción de carne, el número de autobuses eléctricos, la reforestación o el peso de la electricidad con 0 emisiones.

 

La Unión Europea y la COP-27

La Unión Europea ha sido uno de los principales actores en esta COP-27 y de los que más ha peleado por lograr acuerdos vinculantes y ha logrado mantener vivos los objetivos del Acuerdo de París, establecer nuevos mecanismos de financiación equilibrados y ayudar a las comunidades más vulnerables a afrontar las pérdidas y daños derivados del cambio climático. De esta forma, las emisiones a nivel mundial de gases de efecto invernadero han de disminuir un 43% de aquí al 2030, comparando con 2019.

La Comisión Europea, asimismo, ha adoptado diferentes acuerdos con países como Kazajistán sobre materias primas, baterías e hidrógeno renovable, o con Namibia sobre materias primas sostenibles e hidrógeno renovable, además de con Congo, Guyana, Mongolia, Zambia y Uganda, en materia forestal y climática.

La Unión constituye el principal donante de ayuda a nivel mundial y prueba de ello son las ayudas a la adaptación al cambio climático y la resiliencia en África en el marco de Global Gateway. Entre estas, se prevé la creación y aplicación de instrumentos y mecanismos de financiación y seguros relacionados con el clima y las catástrofes, a fin de seguir protegiendo a las poblaciones vulnerables en sostén del Escudo Mundial contra los Riesgos Climáticos[1].

La UE también aprovechó esta Cumbre para proceder a revalidar el plan de inversiones de transición energética justa de Sudáfrica y una nueva Asociación para Transición Energética Justa con Indonesia.

De esta forma, la ciudadanía europea nos consolidamos como líderes mundiales en materia de acción por el clima. Un 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero ya se han reducido, respecto a 1990. Además, con la llegada del Pacto Verde Europeo, los objetivos se volvieron más ambiciosos que nunca, al reclamar la neutralidad climática para el año 2050, jurídicamente vinculante para los Estados miembros desde la entrada en vigor de la Ley Europea del Clima, en junio del año pasado.

Esta Ley, también muy ambiciosa, establece un objetivo de reducción de gases de efecto invernadero para el año 2030 del 55%, respecto a los niveles de 1990. Los países desarrollados se han comprometido a movilizar, entre 2020 y 2025, un total de 100 000 millones de dólares anuales de financiación internacional, destinados a la lucha contra el cambio climático, para ayudar a los países más vulnerables y a los pequeños Estados insulares[2].

Conclusiones

Aunque la imagen que se proyecta no sea la más adecuada, puesto que muchas de las autoridades llegan en jet privado, y la cita haya tenido lugar en un entorno desértico de Egipto (la ciudad de Sharm el-Sheij, paraíso turístico), pero lejos de unas condiciones duras de “subsistencia”, el objetivo de la Cumbre es de importancia capital.

Nos plantea la siguiente pregunta: ¿Es necesario que se celebre en un resort de lujo en un país afectado por la sequía y cuyo cumplimiento de los derechos humanos está en duda?

Falta compromiso político y una renovación de los intereses con la ciudadanía europea. Resulta poco creíble transmitir esta imagen a través de los medios de comunicación y luego transmitir a ciudadanos/as una imagen de austeridad, compromiso con la causa climática o la trascendental importancia de luchar contra los plásticos de un solo uso, por ejemplo. Que Coca-Cola patrocinase la Cumbre tampoco ayuda.

Esta Cumbre se celebra en fechas muy señaladas para nuestro país: el vigésimo aniversario del hundimiento del buque del Prestige en las costas españolas.

La Unión Europea ha consolidado su papel en materia climática, pero aún queda mucho por hacer, precisamente por parte de los países más contaminantes. De poco sirve un compromiso global si no hay consecuencias que realmente afecten a quienes más emisiones de gases de efecto invernadero producen. De hecho, la UE llegó a amenazar con abandonar la Cumbre ante lo que parecía un retroceso en cuanto a las negociaciones del límite del calentamiento global. Su golpe sobre la mesa fue escuchado.

Una de las estadísticas más llamativas es la siguiente: “2 de cada 5 jóvenes se replantean tener hijos por el cambio climático, según Unicef”. El cambio climático para la juventud es uno de los temas que más interesan, aparte del empleo, la economía o la salud. La Unión Europea, dentro de sus múltiples iniciativas para escuchar a la población, habrá de tener esta estadística en cuenta.

El gran logro de esta COP-27 ha sido el fondo para pérdidas y daños, pero ha de seguirse trabajando para alcanzar una financiación adecuada que permita garantizar una transición a las bajas emisiones de carbono. Se echa en falta más financiación pública, en especial, para los países que más sufren estas consecuencias del cambio climático. En especial, Estados Unidos, Canadá, Australia o Reino Unido, que pagaron por debajo de los objetivos pactados a nivel internacional según sus cuotas de emisiones.

Otro de los compromisos más relevantes adoptado en la Cumbre ha sido el garantizar un rápido despliegue de la energía eólica marina, con varios países de la UE liderando esta iniciativa (como son Bélgica, Alemania, Irlanda y Países Bajos).

En cuanto al comercio de carbono, además, se lanzó la Iniciativa Africana de Mercados de Carbono, que persigue que el continente participe en los mercados voluntarios de carbono y producir 300 millones de créditos de carbono en África para 2030 y crear 30 millones de puestos de trabajo.

 

[1] Comisión Europea (2022, noviembre 16). COP 27: El Equipo Europa intensifica las ayudas a la adaptación al cambio climático y la resiliencia en África en el marco de Global Gateway, Comisión Europea. Recuperado de: https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_22_6888

[2] Comisión Europea (2022, noviembre 21). La UE aprueba el compromiso de la COP27 de mantener vivo el Acuerdo de París y proteger a los más vulnerables al cambio climático, Comisión Europea. Recuperado de: https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_22_7064

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
© 2023 Europe Direct. Concejalía de Juventud e Infancia. Ayuntamiento de Ciudad Real.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.