Por Mario Villamor Nodal

No se habla de otra cosa. Los coronavirus (o neumonía de Wuhan) han llegado. Estos virus, que circulan entre animales, han llegado a afectar a seres humanos. Identificado en China a finales de 2019, supone una nueva cepa no identificada previamente en humanos.

Si bien el foco se sitúa en Wuhan (China), los coronavirus han llegado ya a todas partes del mundo y en la Unión Europea la preocupación cada vez está más extendida entre la ciudadanía.

Pero algo igual de importante que atajar el virus a tiempo es la desinformación y es algo a lo que debemos hacer frente, consultando únicamente las fuentes oficiales que tenemos a nuestro alcance, a fin de no generar prejuicios innecesarios y que no están basados en ninguna evidencia científica.

Los síntomas descritos para la neumonía de Wuhan provocada por el nuevo coronavirus son fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y, en muchos casos, de disnea (dificultad para respirar, sensación de falta de aire). Si presentamos alguno de estos síntomas y hemos viajado a alguna de las zonas identificadas como “de riesgo”, lo mejor es que contactemos con nuestro centro de salud.

Se transmite mediante gotas respiratorias y el período de incubación medio es de 2 a 14 días, de ahí las cuarentenas que vemos a través de los medios de comunicación.

Como medidas generales de prevención para cualquier virus respiratorio, se nos recomienda lavarnos las manos con frecuencia, evitar tocarnos ojos, nariz y boca, cubrirnos la boca y la nariz con el codo flexionado o un pañuelo desechable al estornudar y, en caso de sufrir una infección respiratoria, evitar el contacto cercano con otras personas.

Pero, ¿qué se hace desde la UE?

Janez Lenarčič, Comisario de Gestión de Crisis y Coordinador Europeo de Respuesta a Emergencias, declaró lo siguiente “Con más de 2.600 vidas perdidas ya y las epidemias que afectan a 28 países en todo el mundo, la propagación de COVID-19 exige toda nuestra atención. Ha llegado el momento de que actuemos como Unión”.

A través del Mecanismo de Protección Civil de la UE se cofinanciaron los dos primeros aviones para repatriar a ciudadanos franceses, españoles y de otros países. Con él, la UE refuerza la cooperación entre los Estados miembros y participantes dentro de la protección civil, con la intención de la mejora de la prevención, preparación y respuesta a los desastres. Desde aquí, se permite la coordinación de los desastres que trascienden incluso las fronteras europeas o que van más allá de las capacidades de un Estado miembro.

Mediante el Fondo Europeo de Protección Civil, la UE se garantiza poseer un número crítico de capacidades de protección civil que permitan obtener una respuesta colectiva más fuerte. Hasta la fecha, todos los Estados miembros de la UE participan en el Mecanismo, así como Islandia, Noruega, Serbia, Macedonia del Norte, Montenegro y Turquía. Desde su creación en 2001, el Mecanismo de Protección Civil de la UE ha respondido a más de 300 solicitudes de asistencia dentro y fuera de la UE. Puede activarse para todo tipo de desastres, y un ejemplo fue el virus del ébola.  

Por otro lado, a través del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, se garantiza la defensa europea contra enfermedades transmisibles e infecciosas que puedan atentar contra la salud de los ciudadanos. Esta Agencia europea se creó en el año 2005 y tiene sus oficinas centrales en Solna (Suecia). Facilita datos de vigilancia y asesoramiento científico sobre 52 enfermedades transmisibles de declaración obligatoria y sobre brotes de enfermedades y amenazas para la salud pública.

En el plano financiero, los nuevos fondos de la UE, que ascienden a 232 millones de euros, ayudarán a detectar y diagnosticar la enfermedad, a atender a las personas infectadas y a prevenir una mayor transmisión en este momento crítico[1].

  • 114 millones de euros apoyarán a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en particular el plan mundial de preparación y respuesta.
  • Está previsto asignar 15 millones de euros en África, y al Instituto Pasteur de Dakar (Senegal), para apoyar medidas como el diagnóstico rápido y la vigilancia epidemiológica.
  • Se destinarán 100 millones de euros a investigaciones urgentes relacionadas con el diagnóstico, la terapéutica y la prevención, incluidos 90 millones de euros a través de la Iniciativa sobre Medicamentos Innovadores, una asociación entre la UE y la industria farmacéutica.
  • 3 millones de euros asignados al Mecanismo de Protección Civil de la UE para los vuelos de repatriación de ciudadanos de la UE desde Wuhan, China.
  • Por su parte, un avión austriaco partió de Viena con el equipo de protección que incluye máscaras, guantes, ropa de protección y desinfectante. Esto se suma a las más de 30 toneladas de equipo de protección movilizadas por los Estados miembros de la UE y ya entregadas a China a principios de este mes a través del Mecanismo de Protección Civil de la UE.

 

¿Habrá cierre de fronteras en la UE?

Una de las señas características de la UE es la libre circulación de personas y la progresiva eliminación de los controles fronterizos, a través del conocido como espacio Schengen. Hoy hay voces que claman por centrar la atención en el mismo e imponer controles que monitoricen el flujo de personas en movimiento de un país a otro de la UE y evitar el traslado de personas contagiadas.

Actualmente, casi todos los países miembros de la UE forman parte del espacio Schengen, excepto Irlanda, Bulgaria, Rumanía y Chipre. Otros países que no forman parte de la Unión sí son parte del acuerdo: en este sentido, Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein.

El Código Schengen prevé esta posibilidad, para causas previstas (como fue la Cumbre del Clima en Madrid) El país afectado puede reintroducir controles sin necesidad de avisar al resto de los miembros durante un plazo de 10 días, y puede ir extendiendo las medidas hasta un máximo de dos meses.

Uno de los pilares de la UE es la libre circulación en el llamado espacio Schengen, dentro del cual no hay controles fronterizos y las personas pueden transitar sin presentar pasaportes.

Desde la Comisión Europea no se plantea de momento esta medida, cuya eficacia tampoco queda garantizada. Sin embargo, se busca asegurar un enfoque coordinado y un acuerdo entre todos los Estados que permita garantizar la mejor respuesta común, en función de la gravedad de la enfermedad y de su velocidad de propagación y contención a lo largo de toda la UE.

Desde Europa se está trabajando en planes de emergencia en caso de que la situación empeora, pero se hace un llamamiento a evitar el cierre de fronteras unilateral por parte de los Estados miembros.

De cualquier modo, hemos de permanecer atentos a las instrucciones que se den desde el Gobierno de España para evitar la propagación del virus.

Podemos consultar la última hora europea en el siguiente enlace: https://ec.europa.eu/health/coronavirus_en

 

 

[1] Fuente: https://www.cde.ual.es/el-apoyo-de-la-comision-europea-ante-la-nueva-situacion-del-coronavirus-covid-19/?fbclid=IwAR1cB8xkGwcuEXCK2TfXaIr8cRGdtvkyzSQ9NWn2rE4DFFvi5-wvMQvInTk

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
© 2020 Europe Direct. Concejalía de Juventud e Infancia. Ayuntamiento de Ciudad Real.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.