Por Alejandro García Martín y Mario Villamor Nodal

 

Los gobiernos nacionales están tomando medidas para atajar la crisis sanitaria que está provocando la pandemia del coronavirus en cuanto a número de infectados y de fallecimientos en los diferentes países de la Unión Europea y la situación, en palabras del presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, supone “una crisis tan dramática y de tal magnitud” no vivida “desde el final de la Segunda Guerra Mundial”.

 

Los medios de comunicación se hacen eco del acuerdo entre el gobierno chino y español para el suministro de material médico o la ayuda que China está prestando a Italia. Sin embargo, la Unión Europea es la gran ausente y olvidada por gran parte de la ciudadanía.

 

Conviene empezar diciendo que, de conformidad a los Tratados de la Unión Europea, esta únicamente puede actuar en los ámbitos donde los Estados miembros le hayan dotado de competencias. La salud pública no es uno de ellos. Así, la Unión Europea únicamente puede establecer medidas de apoyo a las dictadas por las autoridades nacionales. Asimismo, tampoco puede decretar el confinamiento de un país, región o Comunidad Autónoma.

 

De esta forma, vamos a proceder a sintetizar algunas de las principales actuaciones por parte de la UE para atajar esta crisis.

 

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, creó el 2 de marzo un equipo de trabajo europeo para abordar el problema del coronavirus. La Comisión está actuando de la mano del Centro Europeo para la Prevención y Control del Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), proporcionando evaluaciones de riesgos y directrices. Para ayudar a los sistemas sanitarios, el ECDC publica a diario novedades epidemiológicas de la situación mundial.

 

El objetivo del Parlamento y la Comisión es ralentizar la expansión del virus. La comisaria para Salud y Seguridad alimentaria, Stella Kyriakides, afirmó que el virus es una emergencia de salud pública rápidamente cambiante. La meta de los países debe ser la contención en la medida de lo posible del virus, para frenar su propagación. Así, el impacto en los sistemas sanitarios, la economía y, sobre todo, la vida de las personas será menor.

 

La Comisión Europea ya presentó una propuesta para acelerar el conocimiento de la respuesta clínica y sanitaria a la epidemia, con un presupuesto de 10 millones de euros, que, seguidamente, se incrementó a 47,5 millones debido a la escala de la epidemia y el potencial de los proyectos presentados. Se han financiado un total de 17 proyectos, los cuales están enfocados a preparar hospitales, formar al personal sanitario, proporcionar los materiales necesarios para tratar y diagnosticar la enfermedad.

 

Sobre todo, se está financiando investigación, para poder encontrar una cura o una vacuna. Por ejemplo, la Comisión ha proporcionado 45 millones de euros a la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), un programa europeo para mejorar la competitividad de la UE en el campo de la investigación farmacéutica, a través de Horizonte 2020.

 

Una aportación similar se espera de la industria farmacéutica, por lo que el total de la inversión en investigación farmacéutica podría llegar a los 90 millones de euros. La IMI llama a propuestas para desarrollar proyectos que aborden tratamientos y diagnósticos para mejorar la situación, e incrementar la preparación para futuras situaciones similares.

 

Un proyecto muy interesante es “VEO”, que comenzó en enero de 2020. Este propone aprovechar los avances tecnológicos y el big data para solucionar problemas relacionados con enfermedades infecciosas. Actuará como un observatorio interactivo de distribución de información de calidad para proporcionar advertencias a tiempo, evaluación de riesgos y monitorización de enfermedades infecciosas emergentes, llevado a cabo por actores del sector sanitario público e investigadores del ámbito de la iniciativa One Health. Ha recibido una subvención de la UE de 15 millones de euros.

 

La presidenta de la Comisión emitió el 15 de marzo un comunicado en el que expresaba la importancia de proteger al personal sanitario y, para ello, proporcionar equipamiento.

 

 

 

Ante el escenario de esta pandemia que afecta a todo el mundo, la Comisión va a trabajar sobre tres frentes:

  • El primero consiste en aumentar la producción, por la creciente demanda de productos sanitarios.
  • El segundo, en mantener en la Unión el equipo que necesitan los Estados miembros. Por eso, se ha adoptado un esquema de autorización de exportaciones para equipos de protección, lo que significa que se va a someter a autorización expresa de los gobiernos de la UE toda exportación de materiales sanitarios a países no miembros.
  • En tercer lugar, asegura que es fundamental compartir los productos sanitarios entre los países de la Unión, y critica la decisión de algunos Estados de prohibir la venta de equipos de protección a otros Estados miembros, pues “es primordial ayudarse los unos a los otros”, según Ursula von der Leyen.

 

Por ello, se propone aumentar la producción de productos y garantizar su libre circulación por la Unión, para poder proteger a todo el personal sanitario y todos los pacientes en su conjunto. Lo que se pretende lograr es detener la propagación del virus.

 

Es necesario garantizar la libre circulación de mercancías y mantener el funcionamiento del mercado interno para asegurar el abastecimiento, al igual que coordinar las medidas nacionales, en especial entre los Estados que comparten fronteras.

 

De esta forma, se considera prioritaria la movilidad para el transporte de mercancías esenciales, productos sanitarios, farmacéuticos y, en especial, de alimentos.

 

La medida más llamativa en lo relativo a movilidad, ha sido la decisión del ejecutivo de la Unión Europea de cerrar las fronteras del territorio europeo durante un mes. Esta se erige como una «restricción temporal a los viajes que no sean esenciales a la UE», en palabras de la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, después de debatir la propuesta con los países del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido).

 

Las restricciones están a la espera de la aprobación de los líderes del gobierno de la UE y pueden llegar a prolongarse hasta que sea necesario, según se vaya desarrollando la crisis. Están previstas varias exenciones a la restricción, para personal sanitario, personas que atraviesan las fronteras para trabajar, diplomáticos, etc.

 

En el plano económico, la Comisión ha establecido equipos para monitorizar cómo se desarrolla la situación de la producción y fabricación, comercio y turismo y de los mercados globales, afectados por el COVID-19.

 

La Comisión ha admitido que Europa ha entrado en el terreno de una inevitable recesión, con un producto interior bruto que podría llegar a bajar en torno a un punto, como afirmó este lunes el comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton.

 

Mientras que con anterioridad a la crisis del coronavirus se había previsto un crecimiento del 1,4% del PIB de la Unión para el ejercicio de 2020, ahora se piensa que la crisis restará entre 2 y 2,5 puntos.

 

Ya se ha establecido un plan de inversión como respuesta a la pandemia, que se dirigirá a los sistemas sanitarios, PYMEs, mercado laboral y otros sectores vulnerables de nuestras economías.

 

Con el fin de dirigir hasta 37.000 millones de euros de fondos públicos europeos para lidiar con las consecuencias del virus, la Comisión propondrá renunciar este año a su obligación de solicitar el reembolso de la prefinanciación no gastada correspondiente a los fondos estructurales y de inversión europeos que actualmente obran en poder de los Estados miembros.

 

La Comisión Europea, hasta ahora únicamente se ha limitado a dar carta blanca a los Estados para que puedan paliar el impacto con la cantidad de dinero público que consideren necesario, y a garantizar indulgencia a las empresas y sectores más vulnerables.

 

Habrá que esperar a ver qué medidas complementarias decide adoptar el Banco Central Europeo para salvaguardar la hegemonía económica que detenta la Unión Europea a Nivel Mundial.

 

 

 

 

 

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
© 2020 Europe Direct. Concejalía de Juventud e Infancia. Ayuntamiento de Ciudad Real.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.