Por Mario Villamor Nodal, técnico del centro Europe Direct Ciudad Real

 

La alfabetización mediática se refiere a la capacidad de acceso, comprensión, creación y evaluación crítica de los distintos medios de comunicación[1]. Esta es una de las claves para combatir la desinformación en los medios de comunicación.

Desde la UE ya se advierte del fuerte auge que está adquiriendo la política de desinformación, principalmente de los gobiernos chino, ruso y  la extrema derecha estadounidense “Alt-right” para desestabilizar la unión de la ciudadanía europea o activar cambios políticos[2][3].

 

No. La Unión Europea no es un ente inútil y llena de burócratas preocupados solo por la economía.

 

Recordemos que desde la UE ya se advirtió que el coronavirus constituiría una amenaza seria para nuestros países y se recomendaba evitar las aglomeraciones de personas. Asimismo, recordamos que España es uno de los países de la UE cuyo porcentaje del PIB se encuentra por debajo de la media europea, destinando durante el año 2017 un 8,9%, frente al 9,9% europeo[4], según los datos de EUROSTAT, la Oficina Europea de Estadística.

 

Buena prueba de la gestión europea son los 870 millones de euros que el Banco Central Europeo ha destinado a compra de activos públicos y privados[5] (destinado a la financiación de países y empresas), los cerca de 300 millones de euros ya aprobados en la lucha contra el COVID19 en la búsqueda de la vacuna[6] o los más de 37 mil millones de euros destinados por la Comisión Europea en ayudas a sistemas de salud, mercados laborales, empresas y pymes, de cara a garantizar la liquidez del sistema financiero[7], la flexibilización en las reglas sobre ayudas de Estado, el levantamiento de la cláusula de emergencia del Pacto de Estabilidad, así como la propuesta de activación de la cláusula de salvaguardia del presupuesto de la UE (siendo esta la forma de garantizar que los Estados miembros puedan responder con todos sus medios sociales y económicos a la crisis del coronavirus)[8].

Además, la propia Comisión Europea ha lanzado SURE[9], iniciativa que dibuja un esquema de subsidios públicos al mantenimiento de empleo para Italia, España y el resto de países afectados. Esto es obra de la solidaridad entre los países europeos y se dotaría de 100.000 millones de euros[10].

La protección de los/as consumidores también ha sido un eje prioritario de la actuación europea, luchando contra las falsificaciones de medicamentos o productos como geles y mascarillas.

Por su parte, el Parlamento Europeo aprobó el pasado mes de marzo tres medidas urgentes[11]:

  1. La iniciativa de inversión en respuesta al coronavirus, que moviliza más de 37 mil millones de euros de fondos comunitarios. Este dinero se dedicará a los sistemas de salud, las pymes, los mercados laborales y otras partes vulnerables de las economías de los Estados miembros
  2. La extensión del Fondo de Solidaridad de la Unión Europea, que va a movilizar hasta 800 millones de euros en la UE. El dinero podrá utilizarse para asistencia médica, así como para medidas de prevención, control y vigilancia de la propagación de enfermedades
  3. Suspensión temporal sobre la normativa de franjas horarias de los aeropuertos, hasta el 24 de octubre de 2020 – esto es, suspende temporalmente los “vuelos fantasma”

Asimismo, el Mecanismo Europeo de Protección Civil está ayudando a la ciudadanía europea que se encontraba fuera de la UE a regresar a sus hogares[12], está coordinando un trabajo junto a los Estados miembros para lograr más equipos y está constituyendo una reserva de equipos médicos disponible para quienes lo necesiten.

La UE fue pionera en ayudar a China, a través del envío de más de 55 toneladas de equipos de protección al país y destinar más de 10 millones de euros para la investigación, además de los que ya ha destinado en investigaciones europeas.

 

Por tanto, el Parlamento, que es la voz de la ciudadanía europea, funciona. La Comisión, funciona. El Banco Central Europeo, funciona.

Y la solidaridad europea también funciona entre algunos países. Por ejemplo[13], Chequia ha ofrecido 10.000 trajes de protección a Italia y otros 10.000 a España, Bélgica ha repatriado a ciudadanos/as de 14 países de la UE, Alemania ha donado 8 millones de guantes a Austria, Francia ha enviado más de 1 millón de mascarillas a Italia y 20.000 trajes protectores, Austria ha enviado 1.6 millones de mascarillas a Italia, etc.

 

Es el Consejo Europeo, la intergubernamentalidad, quien parece no terminar de arrancar. Esta institución se compone de los jefes de Estado y de Gobierno de los diferentes países de la UE, además del presidente del Consejo Europeo y la presidenta de la Comisión Europea. Si bien ya se aprobaron los corredores sanitarios, en referencia al suministro regular de bienes esenciales y material médico garantizado y de protección dentro del mercado único, como clave para atajar la crisis del COVID-19, esta medida es insuficiente[14].

Desde el Consejo sí se aprobó la necesidad de proteger los activos estratégicos y las tecnologías frente a inversiones extranjeras que busquen aprovecharse de la crisis del COVID-19, si bien faltó la propuesta conjunta de reactivación de la economía de la Unión Europea.

 

El discurso del vicepresidente del Partido Popular Europeo[15], Esteban González Pons, dejó entrever que algo se está haciendo mal esta institución. Como apuntó, “ser solidarios es ser europeos” y concluyó que “la generación que más está sufriendo el virus es la de los padres de Europa. Está atacando a la generación que nació en la posguerra, la que construyó la economía europea, la que generalizó la Sanidad Pública y la Educación Pública, a la generación que devolvió la democracia a España, Portugal y Grecia, a la que derribó el Muro de Berlín, a la que renunció al franco y al marco en favor del euro. Lo mínimo que se merecen es que nosotros les demostremos que Europa está ahí cuando ellos la necesitan y que sea verdad”.

 

Pero, ¿cuál es el motivo de la discrepancia?

Los denominados “coronabonos”, esto es, las fórmulas que suponen la emisión de una deuda pública colectiva compartida por todos los países miembros de la Unión Europea. De este modo, se mutualizarían la deuda y riesgos entre todos los países de la UE. Así, el Banco Central Europeo emitiría deuda con mayor garantía que la deuda soberana de cada país, dado que la responsabilidad de pago sería compartida. Con ello, se simplificaría el acceso a los mercados de capitales, al ser menor el riesgo conjunto entre todos los Estados miembros.

En este sentido, transcribimos la explicación de VozPópuli para entender estos coronabonos[16]:

“Para explicar esto, vamos a suponer que en España, en 2020, todo esto implica pasar de un déficit previsto del 2% a un déficit real del 10% sobre PIB. El aumento de la deuda pública provocado por el coronavirus sería de un 8% sobre PIB, unos 100.000 millones de euros. Lo mismo pasa en Italia, Francia, Alemania... No es disparatado estimar para la UE un billón de euros como aumento de la deuda pública provocado por la pandemia.

Pues bien, la idea de los coronabonos es que ese billón de euros de deuda comunitaria adicional no sea captado por cada país individualmente emitiendo bonos en el mercado, como más deuda nacional, a los tipos de interés de cada país.

La idea es que ese billón de euros sea captado por la UE, siendo la UE la emisora de los bonos en el mercado y pagando el tipo de interés correspondiente a la solvencia de la UE. Ese tipo sería algo superior al tipo del bono alemán pero, en todo caso, estaría en torno a cero.

La UE repartiría los fondos obtenidos entre cada país según su  "contribución" al billón de euros. La UE sería la responsable frente al mercado en orden al pago de los intereses y la devolución del capital, pero recuperaría de cada país la parte que le toca a cada uno. Esto son los coronabonos o eurobonos para la pandemia”.

 

Esto es algo a lo que países como Alemania o Países Bajos – erigidos como líderes – se oponen, al menos, de momento, bajo la premisa que tuvieron durante la crisis financiera de 2008, conforme a la cual “mutualizar la deuda implica socializar el despilfarro”.

El primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, apuntó que “Cada Estado debe tomar las medidas necesarias a nivel nacional” y criticó duramente a Italia, al que acusó de querer Europa solo en tiempos de crisis, tras las actitudes euroescépticas recientes y la falta de colaboración en asuntos como la crisis migratoria. Países Bajos sería uno de los Estados miembros que, previsiblemente, no se beneficiaría de estos coronabonos ni de un rescate, al tener constituidas reservas suficientes. Asimismo, desde este país se criticó que los países que más dificultades económicas atravesaron durante la crisis de 2008 no emprendieran profundas reformas económicas estructurales por si otra situación imprevista volvía a suceder.

Sin embargo, economistas holandeses coinciden en señalar que “dejarán de ser el Norte rico si el Sur cae”[17]. En este mismo sentido, la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González, ya dejó caer una premisa: si se hunde el barco, da igual que seamos pasajeros de primera o segunda clase. El barco se hundirá para todos.

Países Bajos y Alemania continuaron siendo la “hormiga” de la fábula y mantuvieron una política de gasto público comedido y contenido. Noticias como que España, en 2012, era el país del mundo con más coches oficiales, resultan llamativas[18].

Alemania habría destinado ya más de 750.000 millones de euros para contener la epidemia del coronavirus, frente a los 25.000 millones iniciales del norte de Italia.

El Sur defiende que ahora no nos encontramos ante una situación normal y que es una crisis que no entiende de fronteras. Que puede afectar a cualquier país por igual y que Italia o España no son responsables del coronavirus.

Parte de la respuesta holandesa se puede explicar por el aumento del euroescepticismo y del ultranacionalismo en el país, que parece ahogar la respuesta del gobierno. Aunque parece que en las últimas horas se han retractado y estarían dispuestos a colaborar con más de mil millones de euros a un Fondo europeo de lucha contra el coronavirus[19] - se trataría de una donación.

Los coronabonos fueron apoyados en el Consejo por Italia, Francia, España, Portugal, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Eslovenia y Bélgica. 9 de los 27 Estados miembros de la UE. Estos coronabonos formarían parte del “Plan Marshall” de regeneración de la economía europea propuesto por países como España. El propio secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, reclamaba este Plan Marshall, apuntando que “En nuestro mundo globalizado, los problemas ya no pueden abordarse desde el interior de las fronteras nacionales, ya sea un virus, el comercio, las migraciones, los daños medioambientales o el terrorismo”[20].

Desde Francia se ha recomendado comprar “francés”, en contra del espíritu de la Unión Europea[21]. Vemos que aún queda mucho por hacer en cuanto al fomento del europeísmo entre los gobiernos nacionales, si bien la Comisión Europea tomó cartas en este asunto y ordenó a los gobiernos francés y alemán la reapertura del mercado de productos sanitarios, ante el cierre inicial que decretaron.

 

Particularmente crítico se ha mostrado el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, al apuntar que “los gobiernos nacionales no son Europa”[22] y llama a la reflexión a los países insolidarios ante la fractura del mercado interior con la siguiente pregunta “¿A quién venderán ahora su tecnología y sus tulipanes?[23]. El comisario europeo de Gestión de Crisis, el esloveno Janez Lenarcic, también señaló que “sin solidaridad, la UE no controlará la pandemia”[24].

 

Otra de las opciones que se ha puesto sobre la mesa es acudir al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate europeo que podría prestar hasta 410.000 millones de euros[25][26] y que permite inyectar dinero directamente en las arcas públicas, sin intermediación de la banca privada. Se podrían otorgar préstamos de hasta el 2% del PIB a los países europeos – podría llegar a elevarse en función de la gravedad de la crisis del coronavirus. España, por ejemplo, está en contra de esta medida, por el lastre económico que supondría, además de la pérdida de poder económico en la Unión Europea y a nivel mundial[27], más allá de la estigmatización y del control fiscal y económico que la UE podría llegar a imponer al país.

 

Por lo pronto, la flexibilidad total del gasto público que pueden realizar los Estados miembros, aprobada por el Consejo de la UE[28] (y rompiendo así la regla establecida entre todos los Estados miembros de elevación de la deuda pública del Pacto de Estabilidad y Crecimiento), y los 750 mil millones anunciados por el Banco Central Europeo, parecen las medidas más ambiciosas y con un impacto más inmediato. Habrá que ver qué decide el Consejo finalmente. Incluso la Comisión prevé introducir una cláusula de estímulo en la economía europea en el próximo Marco Financiero Plurianual[29].

 

El retorno del euroescepticismo y el auge de los nacionalismos acechan si no se muestra un consenso y una unanimidad en la respuesta de la UE ante la crisis sin precedentes del COVID-19, el mayor reto de la UE tras la II Guerra Mundial, en palabras del presidente del Parlamento Europeo. Esta situación preocupa especialmente en países como Italia, donde actualmente el 88% de la ciudadanía siente que la UE no ha hecho lo suficientemente por ellos/as, y el 67% se declara en contra de la UE, frente al 47% que así lo hacía en noviembre de 2019[30].

El Banco Central Europeo está actuando como el “ángel de la guarda” de la UE, permitiendo que los tipos de interés del Sur de Europa no se disparen, mediante los incentivos a la compra de deuda pública.

 

El Consejo Europeo y el intergubernamentalismo no pueden permitirse el lujo de condenar el futuro de la Unión Europea. No nos podemos permitir ser 27 países diferentes corriendo hacia China en busca de mascarillas, respiradores y medicación, y debemos actuar como un ente único y unido. Como una Unión. Y acabar con las reacciones nacionalistas.

Si queremos más Europa, dejemos que sea quien detente las competencias. Actualmente, tenemos la Europa que los gobiernos nacionales desean. Y ahora únicamente puede adoptar medidas complementarias y de apoyo, a través del método abierto de coordinación[31] - siendo la realidad de las competencias europeas la elaboración de recomendaciones y estrategias sanitarias.

 

 

 

[1] Fuente: https://ec.europa.eu/culture/policy/audiovisual-policies/literacy_es

[2] Fuente: https://www.politico.eu/article/russia-china-disinformation-coronavirus-covid19-facebook-google/?fbclid=IwAR0t3r8hek83Mhg7okyMBVQGUZIfX970yNVNr-I_rVL0TzzbM4W37MFRE6E

[3] Fuente: https://www.instagram.com/p/B-b5ZAtjtF4/?igshid=nfk3wnvhtdsw

[4] Fuente: https://euractiv.es/section/all/news/espana-por-debajo-de-la-media-de-la-ue-en-gasto-sanitario/?fbclid=IwAR0_0Lf-LROO-7VRPrtoYBAc-AP7H8evS-FulAr5Qw1x11uNoT667xV4qBk

[5] Fuente: https://www.ecb.europa.eu/press/blog/date/2020/html/ecb.blog200319~11f421e25e.en.html

[6] Fuente: https://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/society/20200323STO75619/la-ue-apoya-la-investigacion-para-combatir-el-coronavirus

[7] Fuente: https://elpais.com/economia/2020-03-10/la-ue-movilizara-25000-millones-para-afrontar-la-crisis-del-coronavirus.html

[8] Fuente: http://cde.ugr.es/index.php/union-europea/noticias-ue/949-la-comision-propone-que-se-active-la-clausula-general-de-salvaguardia-del-marco-presupuestario

[9] Fuente: https://twitter.com/ComisionEuropea/status/1245302711555371008, https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_20_582?fbclid=IwAR2GDD56lzTnvyx0MsbJvvi6DyXhtIFnQoOPkN8YeVGIvU4GUedPjXmh7ZU

[10] Fuente: https://elpais.com/economia/2020-03-31/bruselas-estudia-movilizar-100000-millones-para-un-fondo-de-paro-comunitario.html?utm_source=Facebook&ssm=FB_CM&fbclid=IwAR2Jk79G8wiX_k2Ov4s5Mp5c-t2gukFY7pwMMM4SxhbMw4NgZRfO5g3bBTU#Echobox=1585754112

[11] Fuente: https://www.europarl.europa.eu/news/es/press-room/20200325IPR75811/covid-19-el-parlamento-aprueba-las-primeras-medidas-de-apoyo-de-la-ue

[12] Fuente: https://ec.europa.eu/spain/news/20200320actions_of_the_European_Commission_against_Coronavirus_continue_es?fbclid=IwAR2enTgk1APcJPHT1FGpcPls3GXLH1SlKXwzu26NJKmBsvKVJTHFsGTuNME

[13] Fuente: https://www.instagram.com/p/B-ZFTGpFS8j/?igshid=10feegc16icmh

[14] Fuente: https://www.europarl.europa.eu/news/es/press-room/20200318IPR75201/exportacion-de-mascarillas-el-mercado-unico-contribuye-a-proteger-la-salud

[15] Está disponible en el siguiente enlace: https://twitter.com/gonzalezpons/status/1243594266758254592

[16] Fuente: https://www.vozpopuli.com/elliberal/politica/Coronabonos-imprescindibles_0_1340866310.html

[17] Fuente: https://es.noticias.yahoo.com/alertas-econ%C3%B3micas-rutte-norte-rico-125946039.html?guccounter=1&guce_referrer=aHR0cHM6Ly93d3cuZ29vZ2xlLmNvbS8&guce_referrer_sig=AQAAAB6-mz-SZelKAj7aVV2Hf4COLYVBvAAuvFc5fJXDj_AraGKzFZKljTOmmSF3vAuEXig3UIdstGX_M-r05D846cgShmwB8jSy0ZjQ8UWJpPVnYU3qcV0bxZZRluzk0OLcm53djNo-ed4j9H7bvLAWRB3xHGHAlOVLyDt3CnQGoFBl

[18] Fuente: https://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/20120628/espana-pais-mundo-coches-oficiales-noticia-689400933476/

[19] Fuente: https://nltimes.nl/2020/04/02/netherlands-willing-contribute-eu1-billion-eu-coronavirus-fund

[20] Fuente: https://elpais.com/economia/2020-03-21/la-ocde-pide-un-plan-marshall-para-afrontar-la-crisis-del-coronavirus.html

[21] Fuente: https://www.irishtimes.com/news/world/europe/coronavirus-european-solidarity-sidelined-as-french-interests-take-priority-1.4216184#.XoRpyXzvJPM.twitter

[22] Fuente: https://www.elindependiente.com/politica/2020/03/28/la-verguenza-de-europa/

[23] Fuente: https://www.instagram.com/p/B-SL-wRCE6w/?igshid=12qqh4ucu02pf

[24] Fuente: https://elpais.com/sociedad/2020-03-29/janez-lenarcic-comisario-europeo-de-gestion-de-crisis-sin-solidaridad-la-ue-no-controlara-la-epidemia.html

[25] Fuente: https://www.publico.es/economia/ni-coronabonos-ni-fondo-rescate-cumbre-ue-italia-pedro-sanchez.html

[26] Fuente: https://www.publico.es/economia/ue-permite-flexibilidad-total-gasto-publico-atajar-crisis-coronavirus.html

[27] Fuente: https://www.rtve.es/noticias/20200327/son-coronabonos/2010795.shtml

[28] Fuente: https://www.consilium.europa.eu/en/press/press-releases/2020/03/23/statement-of-eu-ministers-of-finance-on-the-stability-and-growth-pact-in-light-of-the-covid-19-crisis/

[29] Fuente: https://euractiv.es/section/politicas/news/von-der-leyen-cree-que-el-presupuesto-de-la-ue-debe-ser-el-plan-marshall-contra-el-coronavirus/

[30] Fuente: https://www.telos-eu.com/fr/politique-francaise-et-internationale/coronavirus-leurope-un-coupable-ideal.html?fbclid=IwAR1iqiIdnc2CvUpEyGPrPDGiY09ht7EB9uQNL9ztSEkhDiPPNXmxqdMHeL4#_ftnref1

[31] Fuente: https://ec.europa.eu/culture/policy/strategic-framework/european-coop_es

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
© 2020 Europe Direct. Concejalía de Juventud e Infancia. Ayuntamiento de Ciudad Real.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.