Opinión: ¿Perspectiva de género en tiempos de COVID?

Por Lucía Casero Meco, colaboradora del centro Europe Direct Ciudad Real

Durante la actual pandemia de Covid diferentes colectivos de nuestra sociedad han sido fundamentales en la lucha contra la enfermedad. Es el caso, por ejemplo, del personal de limpieza, personal sanitario y el personal en residencias, en los que hay una altísima proporción de mujeres. Así, estos puestos de trabajo están muy feminizados, siendo el colectivo más expuesto a la enfermedad.

 

También, durante los diversos periodos de confinamiento en nuestros hogares, ha aumentado considerablemente la carga de tareas y trabajos que las mujeres desempeñan en el hogar: cuidado de lo hijos e hijas y de su educación, aumento de las tareas del hogar, mayor nivel de teletrabajo en los hogares provocando que las que han defendido estas obligaciones tengan rostro de mujer. A su vez debido a esta situación se incrementó el número de víctimas de violencia machista(1) que se encontraban en una situación de especial vulnerabilidad debido a tener que convivir con su agresor las 24 horas.

 

Diferentes estudios demuestran que existe un gran sesgo de género dentro de los efectos que pueden causar los medicamentos debido a que tradicionalmente solo se testaban en hombres. Por ejemplo, un estudio de 2014(2) consideraba que en España "las mujeres siguen infrarrepresentadas en los estudios clínicos". Y según un estudio de la Sociedad Española de Cardiología(3) para el Observatorio de la Salud de la Mujer. Ministerio de Sanidad y Consumo, “la mayor parte de la información que manejamos de enfermedad cardiovascular en la mujer proviene de registros donde las mujeres suponen menos del 30% de la población analizada”. 

 

Con la llegada de la vacuna del COVID-19 se han mirado a fondo los efectos secundarios de cada marca de vacuna que han ido llegando al mercado, pero, ¿se ha tenido en cuenta la perspectiva de género?

El ministerio de sanidad hizo públicos los datos sobre el covid(4) segregados por género y edad, dejando ver así que los casos positivos eran mayor en mujeres que en hombres pero en hospitalizaciones, ucis y fallecimientos era mucho mayor en hombres. 




Según un estudio publicado en la revista American Journal of Obstetrics and Gynecology(5)  se ha demostrado que las vacunas contra el COVID-19 son efectivas durante el embarazo y se ha podido comprobar que las mujeres embarazadas que han recibido la vacuna han transmitido una valiosa inmunidad a sus recién nacidos, es a lo que llamamos inmunidad pasiva. Del mismo modo también se ha observado la existencia de anticuerpos específicos del virus en la leche materna de las mujeres que estaban amamantando cuando se vacunaron, lo que significa que también se produce la inmunidad pasiva.

 

Durante la creación de la vacuna es importante visibilizar a las mujeres científicas que han participado en su desarrollo(6), porque lo que no se nombra no existe.

Es el ejemplo de Chen Wei, quien lidera el proyecto de la vacuna en China, viajando a Wuhan, zona cero, para comenzar su trabajo contra la pandemia.

Kizzmekia Corbett, ha liderado el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus  en Estados Unidos. Además de hacerse bastante conocida en las redes sociales  al explicar y acercar sus logros científicos a la población joven con el fin de inspirarles.

Y por último Sarah Gilbert, ha dirigido el desarrollo de la vacuna de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
© 2021 Europe Direct. Concejalía de Juventud e Infancia. Ayuntamiento de Ciudad Real.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.