Por Mario Villamor Nodal, técnico del centro Europe Direct Ciudad Real

 

La alfabetización mediática se refiere a la capacidad de acceso, comprensión, creación y evaluación crítica de los distintos medios de comunicación[1]. Esta es una de las claves para combatir la desinformación en los medios de comunicación.

Desde la UE ya se advierte del fuerte auge que está adquiriendo la política de desinformación, principalmente de los gobiernos chino, ruso y  la extrema derecha estadounidense “Alt-right” para desestabilizar la unión de la ciudadanía europea o activar cambios políticos[2][3].

 

No. La Unión Europea no es un ente inútil y llena de burócratas preocupados solo por la economía.

 

Recordemos que desde la UE ya se advirtió que el coronavirus constituiría una amenaza seria para nuestros países y se recomendaba evitar las aglomeraciones de personas. Asimismo, recordamos que España es uno de los países de la UE cuyo porcentaje del PIB se encuentra por debajo de la media europea, destinando durante el año 2017 un 8,9%, frente al 9,9% europeo[4], según los datos de EUROSTAT, la Oficina Europea de Estadística.

 

Buena prueba de la gestión europea son los 870 millones de euros que el Banco Central Europeo ha destinado a compra de activos públicos y privados[5] (destinado a la financiación de países y empresas), los cerca de 300 millones de euros ya aprobados en la lucha contra el COVID19 en la búsqueda de la vacuna[6] o los más de 37 mil millones de euros destinados por la Comisión Europea en ayudas a sistemas de salud, mercados laborales, empresas y pymes, de cara a garantizar la liquidez del sistema financiero[7], la flexibilización en las reglas sobre ayudas de Estado, el levantamiento de la cláusula de emergencia del Pacto de Estabilidad, así como la propuesta de activación de la cláusula de salvaguardia del presupuesto de la UE (siendo esta la forma de garantizar que los Estados miembros puedan responder con todos sus medios sociales y económicos a la crisis del coronavirus)[8].

Además, la propia Comisión Europea ha lanzado SURE[9], iniciativa que dibuja un esquema de subsidios públicos al mantenimiento de empleo para Italia, España y el resto de países afectados. Esto es obra de la solidaridad entre los países europeos y se dotaría de 100.000 millones de euros[10].

La protección de los/as consumidores también ha sido un eje prioritario de la actuación europea, luchando contra las falsificaciones de medicamentos o productos como geles y mascarillas.

Por su parte, el Parlamento Europeo aprobó el pasado mes de marzo tres medidas urgentes[11]:

  1. La iniciativa de inversión en respuesta al coronavirus, que moviliza más de 37 mil millones de euros de fondos comunitarios. Este dinero se dedicará a los sistemas de salud, las pymes, los mercados laborales y otras partes vulnerables de las economías de los Estados miembros
  2. La extensión del Fondo de Solidaridad de la Unión Europea, que va a movilizar hasta 800 millones de euros en la UE. El dinero podrá utilizarse para asistencia médica, así como para medidas de prevención, control y vigilancia de la propagación de enfermedades
  3. Suspensión temporal sobre la normativa de franjas horarias de los aeropuertos, hasta el 24 de octubre de 2020 – esto es, suspende temporalmente los “vuelos fantasma”

Asimismo, el Mecanismo Europeo de Protección Civil está ayudando a la ciudadanía europea que se encontraba fuera de la UE a regresar a sus hogares[12], está coordinando un trabajo junto a los Estados miembros para lograr más equipos y está constituyendo una reserva de equipos médicos disponible para quienes lo necesiten.

La UE fue pionera en ayudar a China, a través del envío de más de 55 toneladas de equipos de protección al país y destinar más de 10 millones de euros para la investigación, además de los que ya ha destinado en investigaciones europeas.

 

Por tanto, el Parlamento, que es la voz de la ciudadanía europea, funciona. La Comisión, funciona. El Banco Central Europeo, funciona.

Y la solidaridad europea también funciona entre algunos países. Por ejemplo[13], Chequia ha ofrecido 10.000 trajes de protección a Italia y otros 10.000 a España, Bélgica ha repatriado a ciudadanos/as de 14 países de la UE, Alemania ha donado 8 millones de guantes a Austria, Francia ha enviado más de 1 millón de mascarillas a Italia y 20.000 trajes protectores, Austria ha enviado 1.6 millones de mascarillas a Italia, etc.

 

Es el Consejo Europeo, la intergubernamentalidad, quien parece no terminar de arrancar. Esta institución se compone de los jefes de Estado y de Gobierno de los diferentes países de la UE, además del presidente del Consejo Europeo y la presidenta de la Comisión Europea. Si bien ya se aprobaron los corredores sanitarios, en referencia al suministro regular de bienes esenciales y material médico garantizado y de protección dentro del mercado único, como clave para atajar la crisis del COVID-19, esta medida es insuficiente[14].

Desde el Consejo sí se aprobó la necesidad de proteger los activos estratégicos y las tecnologías frente a inversiones extranjeras que busquen aprovecharse de la crisis del COVID-19, si bien faltó la propuesta conjunta de reactivación de la economía de la Unión Europea.

 

El discurso del vicepresidente del Partido Popular Europeo[15], Esteban González Pons, dejó entrever que algo se está haciendo mal esta institución. Como apuntó, “ser solidarios es ser europeos” y concluyó que “la generación que más está sufriendo el virus es la de los padres de Europa. Está atacando a la generación que nació en la posguerra, la que construyó la economía europea, la que generalizó la Sanidad Pública y la Educación Pública, a la generación que devolvió la democracia a España, Portugal y Grecia, a la que derribó el Muro de Berlín, a la que renunció al franco y al marco en favor del euro. Lo mínimo que se merecen es que nosotros les demostremos que Europa está ahí cuando ellos la necesitan y que sea verdad”.

 

Pero, ¿cuál es el motivo de la discrepancia?

Los denominados “coronabonos”, esto es, las fórmulas que suponen la emisión de una deuda pública colectiva compartida por todos los países miembros de la Unión Europea. De este modo, se mutualizarían la deuda y riesgos entre todos los países de la UE. Así, el Banco Central Europeo emitiría deuda con mayor garantía que la deuda soberana de cada país, dado que la responsabilidad de pago sería compartida. Con ello, se simplificaría el acceso a los mercados de capitales, al ser menor el riesgo conjunto entre todos los Estados miembros.

En este sentido, transcribimos la explicación de VozPópuli para entender estos coronabonos[16]:

“Para explicar esto, vamos a suponer que en España, en 2020, todo esto implica pasar de un déficit previsto del 2% a un déficit real del 10% sobre PIB. El aumento de la deuda pública provocado por el coronavirus sería de un 8% sobre PIB, unos 100.000 millones de euros. Lo mismo pasa en Italia, Francia, Alemania... No es disparatado estimar para la UE un billón de euros como aumento de la deuda pública provocado por la pandemia.

Pues bien, la idea de los coronabonos es que ese billón de euros de deuda comunitaria adicional no sea captado por cada país individualmente emitiendo bonos en el mercado, como más deuda nacional, a los tipos de interés de cada país.

La idea es que ese billón de euros sea captado por la UE, siendo la UE la emisora de los bonos en el mercado y pagando el tipo de interés correspondiente a la solvencia de la UE. Ese tipo sería algo superior al tipo del bono alemán pero, en todo caso, estaría en torno a cero.

La UE repartiría los fondos obtenidos entre cada país según su  "contribución" al billón de euros. La UE sería la responsable frente al mercado en orden al pago de los intereses y la devolución del capital, pero recuperaría de cada país la parte que le toca a cada uno. Esto son los coronabonos o eurobonos para la pandemia”.

 

Esto es algo a lo que países como Alemania o Países Bajos – erigidos como líderes – se oponen, al menos, de momento, bajo la premisa que tuvieron durante la crisis financiera de 2008, conforme a la cual “mutualizar la deuda implica socializar el despilfarro”.

El primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, apuntó que “Cada Estado debe tomar las medidas necesarias a nivel nacional” y criticó duramente a Italia, al que acusó de querer Europa solo en tiempos de crisis, tras las actitudes euroescépticas recientes y la falta de colaboración en asuntos como la crisis migratoria. Países Bajos sería uno de los Estados miembros que, previsiblemente, no se beneficiaría de estos coronabonos ni de un rescate, al tener constituidas reservas suficientes. Asimismo, desde este país se criticó que los países que más dificultades económicas atravesaron durante la crisis de 2008 no emprendieran profundas reformas económicas estructurales por si otra situación imprevista volvía a suceder.

Sin embargo, economistas holandeses coinciden en señalar que “dejarán de ser el Norte rico si el Sur cae”[17]. En este mismo sentido, la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González, ya dejó caer una premisa: si se hunde el barco, da igual que seamos pasajeros de primera o segunda clase. El barco se hundirá para todos.

Países Bajos y Alemania continuaron siendo la “hormiga” de la fábula y mantuvieron una política de gasto público comedido y contenido. Noticias como que España, en 2012, era el país del mundo con más coches oficiales, resultan llamativas[18].

Alemania habría destinado ya más de 750.000 millones de euros para contener la epidemia del coronavirus, frente a los 25.000 millones iniciales del norte de Italia.

El Sur defiende que ahora no nos encontramos ante una situación normal y que es una crisis que no entiende de fronteras. Que puede afectar a cualquier país por igual y que Italia o España no son responsables del coronavirus.

Parte de la respuesta holandesa se puede explicar por el aumento del euroescepticismo y del ultranacionalismo en el país, que parece ahogar la respuesta del gobierno. Aunque parece que en las últimas horas se han retractado y estarían dispuestos a colaborar con más de mil millones de euros a un Fondo europeo de lucha contra el coronavirus[19] - se trataría de una donación.

Los coronabonos fueron apoyados en el Consejo por Italia, Francia, España, Portugal, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Eslovenia y Bélgica. 9 de los 27 Estados miembros de la UE. Estos coronabonos formarían parte del “Plan Marshall” de regeneración de la economía europea propuesto por países como España. El propio secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, reclamaba este Plan Marshall, apuntando que “En nuestro mundo globalizado, los problemas ya no pueden abordarse desde el interior de las fronteras nacionales, ya sea un virus, el comercio, las migraciones, los daños medioambientales o el terrorismo”[20].

Desde Francia se ha recomendado comprar “francés”, en contra del espíritu de la Unión Europea[21]. Vemos que aún queda mucho por hacer en cuanto al fomento del europeísmo entre los gobiernos nacionales, si bien la Comisión Europea tomó cartas en este asunto y ordenó a los gobiernos francés y alemán la reapertura del mercado de productos sanitarios, ante el cierre inicial que decretaron.

 

Particularmente crítico se ha mostrado el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, al apuntar que “los gobiernos nacionales no son Europa”[22] y llama a la reflexión a los países insolidarios ante la fractura del mercado interior con la siguiente pregunta “¿A quién venderán ahora su tecnología y sus tulipanes?[23]. El comisario europeo de Gestión de Crisis, el esloveno Janez Lenarcic, también señaló que “sin solidaridad, la UE no controlará la pandemia”[24].

 

Otra de las opciones que se ha puesto sobre la mesa es acudir al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de rescate europeo que podría prestar hasta 410.000 millones de euros[25][26] y que permite inyectar dinero directamente en las arcas públicas, sin intermediación de la banca privada. Se podrían otorgar préstamos de hasta el 2% del PIB a los países europeos – podría llegar a elevarse en función de la gravedad de la crisis del coronavirus. España, por ejemplo, está en contra de esta medida, por el lastre económico que supondría, además de la pérdida de poder económico en la Unión Europea y a nivel mundial[27], más allá de la estigmatización y del control fiscal y económico que la UE podría llegar a imponer al país.

 

Por lo pronto, la flexibilidad total del gasto público que pueden realizar los Estados miembros, aprobada por el Consejo de la UE[28] (y rompiendo así la regla establecida entre todos los Estados miembros de elevación de la deuda pública del Pacto de Estabilidad y Crecimiento), y los 750 mil millones anunciados por el Banco Central Europeo, parecen las medidas más ambiciosas y con un impacto más inmediato. Habrá que ver qué decide el Consejo finalmente. Incluso la Comisión prevé introducir una cláusula de estímulo en la economía europea en el próximo Marco Financiero Plurianual[29].

 

El retorno del euroescepticismo y el auge de los nacionalismos acechan si no se muestra un consenso y una unanimidad en la respuesta de la UE ante la crisis sin precedentes del COVID-19, el mayor reto de la UE tras la II Guerra Mundial, en palabras del presidente del Parlamento Europeo. Esta situación preocupa especialmente en países como Italia, donde actualmente el 88% de la ciudadanía siente que la UE no ha hecho lo suficientemente por ellos/as, y el 67% se declara en contra de la UE, frente al 47% que así lo hacía en noviembre de 2019[30].

El Banco Central Europeo está actuando como el “ángel de la guarda” de la UE, permitiendo que los tipos de interés del Sur de Europa no se disparen, mediante los incentivos a la compra de deuda pública.

 

El Consejo Europeo y el intergubernamentalismo no pueden permitirse el lujo de condenar el futuro de la Unión Europea. No nos podemos permitir ser 27 países diferentes corriendo hacia China en busca de mascarillas, respiradores y medicación, y debemos actuar como un ente único y unido. Como una Unión. Y acabar con las reacciones nacionalistas.

Si queremos más Europa, dejemos que sea quien detente las competencias. Actualmente, tenemos la Europa que los gobiernos nacionales desean. Y ahora únicamente puede adoptar medidas complementarias y de apoyo, a través del método abierto de coordinación[31] - siendo la realidad de las competencias europeas la elaboración de recomendaciones y estrategias sanitarias.

 

 

 

[1] Fuente: https://ec.europa.eu/culture/policy/audiovisual-policies/literacy_es

[2] Fuente: https://www.politico.eu/article/russia-china-disinformation-coronavirus-covid19-facebook-google/?fbclid=IwAR0t3r8hek83Mhg7okyMBVQGUZIfX970yNVNr-I_rVL0TzzbM4W37MFRE6E

[3] Fuente: https://www.instagram.com/p/B-b5ZAtjtF4/?igshid=nfk3wnvhtdsw

[4] Fuente: https://euractiv.es/section/all/news/espana-por-debajo-de-la-media-de-la-ue-en-gasto-sanitario/?fbclid=IwAR0_0Lf-LROO-7VRPrtoYBAc-AP7H8evS-FulAr5Qw1x11uNoT667xV4qBk

[5] Fuente: https://www.ecb.europa.eu/press/blog/date/2020/html/ecb.blog200319~11f421e25e.en.html

[6] Fuente: https://www.europarl.europa.eu/news/es/headlines/society/20200323STO75619/la-ue-apoya-la-investigacion-para-combatir-el-coronavirus

[7] Fuente: https://elpais.com/economia/2020-03-10/la-ue-movilizara-25000-millones-para-afrontar-la-crisis-del-coronavirus.html

[8] Fuente: http://cde.ugr.es/index.php/union-europea/noticias-ue/949-la-comision-propone-que-se-active-la-clausula-general-de-salvaguardia-del-marco-presupuestario

[9] Fuente: https://twitter.com/ComisionEuropea/status/1245302711555371008, https://ec.europa.eu/commission/presscorner/detail/es/ip_20_582?fbclid=IwAR2GDD56lzTnvyx0MsbJvvi6DyXhtIFnQoOPkN8YeVGIvU4GUedPjXmh7ZU

[10] Fuente: https://elpais.com/economia/2020-03-31/bruselas-estudia-movilizar-100000-millones-para-un-fondo-de-paro-comunitario.html?utm_source=Facebook&ssm=FB_CM&fbclid=IwAR2Jk79G8wiX_k2Ov4s5Mp5c-t2gukFY7pwMMM4SxhbMw4NgZRfO5g3bBTU#Echobox=1585754112

[11] Fuente: https://www.europarl.europa.eu/news/es/press-room/20200325IPR75811/covid-19-el-parlamento-aprueba-las-primeras-medidas-de-apoyo-de-la-ue

[12] Fuente: https://ec.europa.eu/spain/news/20200320actions_of_the_European_Commission_against_Coronavirus_continue_es?fbclid=IwAR2enTgk1APcJPHT1FGpcPls3GXLH1SlKXwzu26NJKmBsvKVJTHFsGTuNME

[13] Fuente: https://www.instagram.com/p/B-ZFTGpFS8j/?igshid=10feegc16icmh

[14] Fuente: https://www.europarl.europa.eu/news/es/press-room/20200318IPR75201/exportacion-de-mascarillas-el-mercado-unico-contribuye-a-proteger-la-salud

[15] Está disponible en el siguiente enlace: https://twitter.com/gonzalezpons/status/1243594266758254592

[16] Fuente: https://www.vozpopuli.com/elliberal/politica/Coronabonos-imprescindibles_0_1340866310.html

[17] Fuente: https://es.noticias.yahoo.com/alertas-econ%C3%B3micas-rutte-norte-rico-125946039.html?guccounter=1&guce_referrer=aHR0cHM6Ly93d3cuZ29vZ2xlLmNvbS8&guce_referrer_sig=AQAAAB6-mz-SZelKAj7aVV2Hf4COLYVBvAAuvFc5fJXDj_AraGKzFZKljTOmmSF3vAuEXig3UIdstGX_M-r05D846cgShmwB8jSy0ZjQ8UWJpPVnYU3qcV0bxZZRluzk0OLcm53djNo-ed4j9H7bvLAWRB3xHGHAlOVLyDt3CnQGoFBl

[18] Fuente: https://www.periodistadigital.com/politica/partidos-politicos/20120628/espana-pais-mundo-coches-oficiales-noticia-689400933476/

[19] Fuente: https://nltimes.nl/2020/04/02/netherlands-willing-contribute-eu1-billion-eu-coronavirus-fund

[20] Fuente: https://elpais.com/economia/2020-03-21/la-ocde-pide-un-plan-marshall-para-afrontar-la-crisis-del-coronavirus.html

[21] Fuente: https://www.irishtimes.com/news/world/europe/coronavirus-european-solidarity-sidelined-as-french-interests-take-priority-1.4216184#.XoRpyXzvJPM.twitter

[22] Fuente: https://www.elindependiente.com/politica/2020/03/28/la-verguenza-de-europa/

[23] Fuente: https://www.instagram.com/p/B-SL-wRCE6w/?igshid=12qqh4ucu02pf

[24] Fuente: https://elpais.com/sociedad/2020-03-29/janez-lenarcic-comisario-europeo-de-gestion-de-crisis-sin-solidaridad-la-ue-no-controlara-la-epidemia.html

[25] Fuente: https://www.publico.es/economia/ni-coronabonos-ni-fondo-rescate-cumbre-ue-italia-pedro-sanchez.html

[26] Fuente: https://www.publico.es/economia/ue-permite-flexibilidad-total-gasto-publico-atajar-crisis-coronavirus.html

[27] Fuente: https://www.rtve.es/noticias/20200327/son-coronabonos/2010795.shtml

[28] Fuente: https://www.consilium.europa.eu/en/press/press-releases/2020/03/23/statement-of-eu-ministers-of-finance-on-the-stability-and-growth-pact-in-light-of-the-covid-19-crisis/

[29] Fuente: https://euractiv.es/section/politicas/news/von-der-leyen-cree-que-el-presupuesto-de-la-ue-debe-ser-el-plan-marshall-contra-el-coronavirus/

[30] Fuente: https://www.telos-eu.com/fr/politique-francaise-et-internationale/coronavirus-leurope-un-coupable-ideal.html?fbclid=IwAR1iqiIdnc2CvUpEyGPrPDGiY09ht7EB9uQNL9ztSEkhDiPPNXmxqdMHeL4#_ftnref1

[31] Fuente: https://ec.europa.eu/culture/policy/strategic-framework/european-coop_es

Por Alejandro García Martín y Mario Villamor Nodal

 

Los gobiernos nacionales están tomando medidas para atajar la crisis sanitaria que está provocando la pandemia del coronavirus en cuanto a número de infectados y de fallecimientos en los diferentes países de la Unión Europea y la situación, en palabras del presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, supone “una crisis tan dramática y de tal magnitud” no vivida “desde el final de la Segunda Guerra Mundial”.

 

Los medios de comunicación se hacen eco del acuerdo entre el gobierno chino y español para el suministro de material médico o la ayuda que China está prestando a Italia. Sin embargo, la Unión Europea es la gran ausente y olvidada por gran parte de la ciudadanía.

 

Conviene empezar diciendo que, de conformidad a los Tratados de la Unión Europea, esta únicamente puede actuar en los ámbitos donde los Estados miembros le hayan dotado de competencias. La salud pública no es uno de ellos. Así, la Unión Europea únicamente puede establecer medidas de apoyo a las dictadas por las autoridades nacionales. Asimismo, tampoco puede decretar el confinamiento de un país, región o Comunidad Autónoma.

 

De esta forma, vamos a proceder a sintetizar algunas de las principales actuaciones por parte de la UE para atajar esta crisis.

 

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, creó el 2 de marzo un equipo de trabajo europeo para abordar el problema del coronavirus. La Comisión está actuando de la mano del Centro Europeo para la Prevención y Control del Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), proporcionando evaluaciones de riesgos y directrices. Para ayudar a los sistemas sanitarios, el ECDC publica a diario novedades epidemiológicas de la situación mundial.

 

El objetivo del Parlamento y la Comisión es ralentizar la expansión del virus. La comisaria para Salud y Seguridad alimentaria, Stella Kyriakides, afirmó que el virus es una emergencia de salud pública rápidamente cambiante. La meta de los países debe ser la contención en la medida de lo posible del virus, para frenar su propagación. Así, el impacto en los sistemas sanitarios, la economía y, sobre todo, la vida de las personas será menor.

 

La Comisión Europea ya presentó una propuesta para acelerar el conocimiento de la respuesta clínica y sanitaria a la epidemia, con un presupuesto de 10 millones de euros, que, seguidamente, se incrementó a 47,5 millones debido a la escala de la epidemia y el potencial de los proyectos presentados. Se han financiado un total de 17 proyectos, los cuales están enfocados a preparar hospitales, formar al personal sanitario, proporcionar los materiales necesarios para tratar y diagnosticar la enfermedad.

 

Sobre todo, se está financiando investigación, para poder encontrar una cura o una vacuna. Por ejemplo, la Comisión ha proporcionado 45 millones de euros a la Iniciativa de Medicamentos Innovadores (IMI), un programa europeo para mejorar la competitividad de la UE en el campo de la investigación farmacéutica, a través de Horizonte 2020.

 

Una aportación similar se espera de la industria farmacéutica, por lo que el total de la inversión en investigación farmacéutica podría llegar a los 90 millones de euros. La IMI llama a propuestas para desarrollar proyectos que aborden tratamientos y diagnósticos para mejorar la situación, e incrementar la preparación para futuras situaciones similares.

 

Un proyecto muy interesante es “VEO”, que comenzó en enero de 2020. Este propone aprovechar los avances tecnológicos y el big data para solucionar problemas relacionados con enfermedades infecciosas. Actuará como un observatorio interactivo de distribución de información de calidad para proporcionar advertencias a tiempo, evaluación de riesgos y monitorización de enfermedades infecciosas emergentes, llevado a cabo por actores del sector sanitario público e investigadores del ámbito de la iniciativa One Health. Ha recibido una subvención de la UE de 15 millones de euros.

 

La presidenta de la Comisión emitió el 15 de marzo un comunicado en el que expresaba la importancia de proteger al personal sanitario y, para ello, proporcionar equipamiento.

 

 

 

Ante el escenario de esta pandemia que afecta a todo el mundo, la Comisión va a trabajar sobre tres frentes:

  • El primero consiste en aumentar la producción, por la creciente demanda de productos sanitarios.
  • El segundo, en mantener en la Unión el equipo que necesitan los Estados miembros. Por eso, se ha adoptado un esquema de autorización de exportaciones para equipos de protección, lo que significa que se va a someter a autorización expresa de los gobiernos de la UE toda exportación de materiales sanitarios a países no miembros.
  • En tercer lugar, asegura que es fundamental compartir los productos sanitarios entre los países de la Unión, y critica la decisión de algunos Estados de prohibir la venta de equipos de protección a otros Estados miembros, pues “es primordial ayudarse los unos a los otros”, según Ursula von der Leyen.

 

Por ello, se propone aumentar la producción de productos y garantizar su libre circulación por la Unión, para poder proteger a todo el personal sanitario y todos los pacientes en su conjunto. Lo que se pretende lograr es detener la propagación del virus.

 

Es necesario garantizar la libre circulación de mercancías y mantener el funcionamiento del mercado interno para asegurar el abastecimiento, al igual que coordinar las medidas nacionales, en especial entre los Estados que comparten fronteras.

 

De esta forma, se considera prioritaria la movilidad para el transporte de mercancías esenciales, productos sanitarios, farmacéuticos y, en especial, de alimentos.

 

La medida más llamativa en lo relativo a movilidad, ha sido la decisión del ejecutivo de la Unión Europea de cerrar las fronteras del territorio europeo durante un mes. Esta se erige como una «restricción temporal a los viajes que no sean esenciales a la UE», en palabras de la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, después de debatir la propuesta con los países del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido).

 

Las restricciones están a la espera de la aprobación de los líderes del gobierno de la UE y pueden llegar a prolongarse hasta que sea necesario, según se vaya desarrollando la crisis. Están previstas varias exenciones a la restricción, para personal sanitario, personas que atraviesan las fronteras para trabajar, diplomáticos, etc.

 

En el plano económico, la Comisión ha establecido equipos para monitorizar cómo se desarrolla la situación de la producción y fabricación, comercio y turismo y de los mercados globales, afectados por el COVID-19.

 

La Comisión ha admitido que Europa ha entrado en el terreno de una inevitable recesión, con un producto interior bruto que podría llegar a bajar en torno a un punto, como afirmó este lunes el comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton.

 

Mientras que con anterioridad a la crisis del coronavirus se había previsto un crecimiento del 1,4% del PIB de la Unión para el ejercicio de 2020, ahora se piensa que la crisis restará entre 2 y 2,5 puntos.

 

Ya se ha establecido un plan de inversión como respuesta a la pandemia, que se dirigirá a los sistemas sanitarios, PYMEs, mercado laboral y otros sectores vulnerables de nuestras economías.

 

Con el fin de dirigir hasta 37.000 millones de euros de fondos públicos europeos para lidiar con las consecuencias del virus, la Comisión propondrá renunciar este año a su obligación de solicitar el reembolso de la prefinanciación no gastada correspondiente a los fondos estructurales y de inversión europeos que actualmente obran en poder de los Estados miembros.

 

La Comisión Europea, hasta ahora únicamente se ha limitado a dar carta blanca a los Estados para que puedan paliar el impacto con la cantidad de dinero público que consideren necesario, y a garantizar indulgencia a las empresas y sectores más vulnerables.

 

Habrá que esperar a ver qué medidas complementarias decide adoptar el Banco Central Europeo para salvaguardar la hegemonía económica que detenta la Unión Europea a Nivel Mundial.

 

 

 

 

 

 

  1. PRESENTACIÓN DE LA ACTIVIDAD

Los Centros de Información Europe Direct detallados al final de este documento, dadas las limitaciones que ha impuesto el COVID-19 para el desarrollo de nuestros planes de comunicación, lanzamos en colaboración con la Representación de la Comisión Europea en España, un juego online a través de los perfiles en Instagram y Twitter y donde se puedan aprender hechos interesantes de la Unión Europea.

 

El objetivo es ofrecer un mayor conocimiento de la Unión Europea a la ciudadanía, a través de una actividad amena, con la que además queremos reivindicar y poner en valor los principios de la Unión: Ciudadanía, Solidaridad, Dignidad, Igualdad, Libertad y Justicia, más necesarios que nunca en una época de crisis como la que vivimos con el coronavirus.

 

 

  1. METODOLOGÍA

 

El concurso se desarrollará a nivel nacional, a través de los perfiles en Instagram o Twitter de los Centros de Información y Documentación Europeos (en adelante, EDIC/ EDC) participantes. El hashtag común del concurso será #EuropaEnCasa

 

Se han elaborado 35 preguntas sobre distintas materias de la UE: medio ambiente, política, historia, protección animal, derechos, etc.

 

En Instagram cada centro lanzará dos preguntas diarias en sus stories, una a las 11.00h y otra a las 19.00h y monitorizará quiénes son las personas que van contestando y acertando a diario.

 

En Twitter cada centro publicará una pregunta cada día, a las 11.00h. Se encargará igualmente de monitorizar quiénes son las personas que van contestando y acertando a diario.

 

El resto de centros se encargarán de publicar esa misma pregunta, etiquetando al centro responsable de la misma en su story de Instagram o post de Twitter.

 

 

  1. DURACIÓN

 

Del 27 de abril al 6 de mayo, saldrá una pregunta por la mañana a las 11:00  y otra por la tarde a las 19:00, todos los días en Instagram. En Twitter, será el mismo plazo, pero únicamente habrá una pregunta diaria que saldrá por la mañana.

 

Final nacional: 9 de mayo, en horario de tarde, mediante Kahoot.

 

 

  1. PREMIOS

 

A nivel local, ganarán las dos personas que más preguntas hayan acertado durante más días consecutivos. En caso de haber más, emplearemos la plataforma SORTEA2, gratuita y que permite elegir de forma aleatoria.

 

Se sortearán dos lotes de merchandising/material de la Unión Europea a nivel local que serán responsabilidad exclusiva de cada centro.

 

Entre los ganadores locales, tanto en Twitter como en Instagram, se desarrollará una gran final para dirimir quién es el/la ganador/a a nivel nacional, donde cada centro EDIC/ EDC elegirá una pregunta final, a través de la plataforma multirrespuesta Kahoot.

 

La gran final se celebrará el día 9 de mayo, en horario de tarde. Los/as ganadores/as locales serán informados de la hora y día de esta final y serán responsables de conectarse a esa hora para poder acceder al juego. La plataforma se encarga de determinar el ganador (la plataforma mide la velocidad de respuesta y el porcentaje de aciertos).

 

A nivel nacional, habrá un premio a cargo de la sede de la Representación de la Comisión Europea en España. El premio será un viaje para cuatro personas a Bruselas. El viaje incluye cuatro billetes de ida y vuelta, alojamiento en hotel dos noches, desayuno y cena. Los ganadores deberán viajar en las mismas fechas. Los menores deberán ir acompañados por una persona mayor de edad que se haga responsable de ellos. El viaje tendrá que hacerse en 2020.

 

 

  1. REQUISITOS DE PARTICIPACIÓN

 

  • Ser mayor de edad
  • Tener una cuenta de Instagram o Twitter
  • Ser seguidor/a del Instagram o Twitter de la Representación de la Comisión Europea en España y el centro local que lanza la pregunta.

 

 

 

 

  1. CENTROS PARTICIPANTES

 

A través de Instagram:

 

 

Localización

@instagram

1

Ciudad Real

@europedirectcr

2

Tarragona

@europedirecttgn

3

Segovia

@europedirectsegovia

4

Maestrazgo

@europedirectmaestrazgocaire

5

Andalucía Rural

@europedirectandaluciarur

6

Salamanca

@europedirectsalamanca

7

Coruña

@Europedirectcoruna

8

Andújar

@europedirectandujar

9

Granada

@europedirectgranada

10

Huelva

@europedirecthuelva

11

Zamora

@europedirectzamora

12

Campo de Gibraltar

@europedirectcg

13

Castellón

@europedirectcastellon

14

Sevilla

@europedirectus // cde_us

15

Castilla-La Mancha

@europedirect.clm

16

Donosti

@kaixoeuropa

17

Albacete

@EDAlbacete

 

 

A través de Twitter:

 

 

Localización

Twitter

1

Olivenza

@ceiprex

2

Cáceres

@EuropeDirectCC

3

Oviedo

@ED_Asturias

4

Bilbao

@EuropeDirectBiz

5

Las Palmas

@EUROPEDIRECTLSP

6

Madrid

@MadridEuropa

7

Zaragoza

@EuropeDirectAra

8

Córdoba

@EuropeDirectCor

9

Castilla y León

@EuropeDirectCyL

 

 

 

Por Mario Villamor Nodal

Toda la información oficial se encuentra recogida en: https://ec.europa.eu/info/live-work-travel-eu/health/coronavirus-response_es

¿En qué situación quedan el Erasmus+ y el Cuerpo Europeo de Solidaridad?

La Comisión Europea, como responsable última de estos programas, se ha alineado con las autoridades de los Estados miembros en las medidas preventivas adoptadas. Sin embargo, ha permitido que los estudiantes y voluntarios bajo los programas Erasmus+ y el Cuerpo Europeo de Solidaridad puedan regresar a sus hogares, invocando la cláusula de fuerza mayor.

La cláusula de fuerza mayor se prevé en el artículo II.1 del Anexo I del Convenio de subvención entre las Agencias Nacionales y las entidades beneficiarias, y se define como: Cualquier situación o acontecimiento imprevisible y excepcional ajeno al control de las Partes que impida a cualquiera de ellas cumplir alguna de sus obligaciones derivadas del convenio, que no se deba a error o negligencia por su parte o por parte de los subcontratistas, las entidades del mismo grupo o terceros que reciban apoyo financiero y que resulte inevitable a pesar de ejercer la debida diligencia. No podrán alegarse como casos de fuerza mayor: los conflictos laborales, las huelgas, los problemas financieros o la falta de un servicio, los defectos o la indisponibilidad de equipo o material, que no sean consecuencia directa de una situación real de fuerza mayor.

En cuanto a las organizaciones responsables de estos proyectos, se les ha permitido adoptar gastos adicionales y posponer actividades. Todos estos gastos habrán de documentarse en la presentación del informe final. Este informe habrá de presentarse en dos meses desde la finalización del proyecto, siguiendo la fecha establecida en la solicitud aprobada. Cabe señalar que la Comisión Europea está otorgando una gran flexibilidad en cuanto a gastos adicionales para cubrir los traslados de los participantes en estos proyectos se refiere.

Además, dadas las dificultades de algunas entidades solicitantes, se ha procedido a ampliar los plazos de ciertas acciones y proyectos de Erasmus+ y del Cuerpo Europeo de Solidaridad. En cuanto a este último, la nueva fecha es el 7 de mayo.

Los futuros participantes de estos programas serán los encargados, de acuerdo con las organizaciones participantes, de decidir qué ocurre con sus movilidades y proyectos: si son aplazados o cancelados. Por el momento, desde el seno de la Unión Europea se recomienda no realizar viajes que no tengan el carácter de esenciales.

Los proyectos iniciados, por lo general, no deben sufrir cancelaciones, dado que la financiación por parte de la UE ya ha sido otorgada a la entidad de acogida. Asimismo, el dinero de bolsillo o la cantidad que los voluntarios del Cuerpo Europeo de Solidaridad perciben para su manutención no peligra, por la misma razón que acaba de ser expuesta.

 

¿Es el cierre de fronteras una medida eficaz o ha llegado tarde?

La decisión histórica del cierre de fronteras a extracomunitarios abarcará un mes. Se circunscribe a aquellas personas con síntomas o expuestas a la infección que se consideren una amenaza para la salud pública. Asimismo, se puede aplicar medidas de aislamiento o cuarentena si se consideran más efectivas.

Se autoriza que los Estados miembros puedan reintroducir controles fronterizos internos por razones de política pública (como ha hecho España), si bien la Comisión Europea ha remarcado que han de evitarse las aglomeraciones que puedan aumentar la propagación del virus.

Desde Europe Direct Ciudad Real creemos que esta medida habría de haberse instado en primer lugar. Sin embargo, se ha adoptado tras ver que varios países ya habían tomado decisiones unilaterales en cuanto al control de fronteras, como por ejemplo Hungría.

En este sentido, también queremos subrayar que desde el inicio de la crisis derivada por el coronavirus, la UE ha repatriado a más de 1 400 ciudadanos europeos a través del Mecanismo de Protección Civil. Estos ciudadanos se quedaron atrapados en los diferentes países tras las restricciones de viaje que impusieron las distintas autoridades.

A través del Centro Europeo de Respuesta Coordinada, con apoyo del Servicio Europeo de Acción Exterior y los Estados miembros, ayuda a identificar cuando no hay opciones comerciales ni nacionales y proporciona información sobre situaciones complejas que podrían llevar a activar el citado Mecanismo de Protección Civil.

 

¿Se deberían haber adoptado medidas conjuntas desde el inicio por parte de la Unión Europea?

Desde Europe Direct Ciudad Real creemos que la UE se podría haber coordinado mejor desde un inicio, pero las críticas que está habiendo hacia su gestión son inciertas e innecesarias, dado que para ello debería contar con ciertas herramientas que los Estados miembros no le han querido dar. En materia de salud pública toda la responsabilidad es de los Estados miembros. La UE solo tiene competencias de ayuda y cooperación.

Por ejemplo, en cuanto a la desinformación, es cierto que China está contribuyendo enviando material y expertos, pero ya hizo la UE previamente lo mismo con este país, antes de que la epidemia se extendiese por territorio europeo. No todo el material que recibe Italia procedente de China es gratuito.  

Tan solo dos días después de que la crisis estallase y ardiesen las redes sociales la UE, la Comisión liberó fondos por valor de 7.500 millones de € y posteriormente liberó otros 25 mil millones.

Asimismo, la UE permite una relajación del déficit presupuestario a los estados miembros, ayudas estatales y ha destinado 140 millones de Euros a investigación para el desarrollo de una vacuna.

 

¿Cómo va a afectar a la juventud de la Unión Europea?

Las consecuencias ahora son imprevisibles. Pero, de cualquier modo, afectarán en el plano económico, dado que todos los expertos coinciden en apuntar que se avecina una recisión económica que también impactará de manera clara en la creación de empleo.

Además, ahora se ha instaurado un miedo hacia la movilidad que quizás tome tiempo superar, mucho más allá de las crisis que han vaticinado las aerolíneas.

Hoy, por ejemplo, hemos conocido el ERTE que va a realizar Ryanair a sus 15 000 empleados en España. La crisis ha afectado de forma mundial y adoptar medidas por parte de los gobiernos nacionales y europeos, como por ejemplo el Banco Central Europeo se hacen cada día más necesarias para paliar los efectos de la pandemia.

Como aspecto positivo, podemos subrayar que ahora se potenciará el teletrabajo, con la consecuente mejora de la conciliación familiar y laboral, así como la apuesta firme y decidida que se hará para potenciar la educación a distancia a nivel nacional y europeo.

 

¿Cómo se podría paliar la situación?

Entre algunas de las medidas que han señalado los expertos, recogemos las siguientes:

  • Recurrir al MEDE (Mecanismo Europeo de Estabilidad), que se emplea para situaciones de crisis inesperadas. Es una situación sin precedentes en la UE, como ya han señalado la presidenta de la Comisión Europea y el presidente del Parlamento Europeo.
  • Fondo de rescate con la concesión de préstamos financieros a los distintos países, que pueden ser sin interés conforme al art. 122 del Tratado de Lisboa
  • Movilizar los presupuestos de la UE: Fondo de Solidaridad, fondos de contingencia o instrumento de flexibilidad
  • Ya se van a inyectar préstamos por 8.000 millones de euros para dar liquidez a más de 100.000 pymes
  • Mayor cooperación entre los países de la UE
  • Reducir las contribuciones a la seguridad social
  • Concesión de ayudas estatales a empresas y sectores en riesgo de quiebra técnica
  • En especial, ayudas a pymes, autónomos y personas que más vayan a sufrir la crisis (especialmente, de carácter económico y social)

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
© 2020 Europe Direct. Concejalía de Juventud e Infancia. Ayuntamiento de Ciudad Real.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.